lunes, 29 de enero de 2018

Holeland de Tecfri, de España a Japón

Placa Holeland japonesa de UEP Company con licencia de Tecfri, localizada en España. Imagen: Arcade Vintage.

La vida da muchas vueltas, y parece que las placas arcade también.

Recientemente en Arcade Vintage han localizado una placa del juego español Hole Land, de Tecfri, hasta aquí todo normal, si no fuera porque resulta que se trata de la versión japonesa, con el logo de la empresa que se encargó de vender el juego en Japón, UEP Company, despertando curiosidad sobre esta enigmática: ¿Se fabricaron aquí para exportarlas y ésta se quedó por nuestras tierras? ¿O llegó de fuera volviendo a su lugar de origen?

Todo vuelve a casa, Arcade Vintage localiza una placa de la versión japonesa del juego español Hole Land en nuestro propio país.

Lo que está claro es Holeland fue el vivo ejemplo de los esfuerzos de Tecfri por vender sus productos al exterior, y especialmente del dificilísimo reto de llegar al mercado japonés.

Primera pantalla del juego.



El jefe final de fase, agobia como él sólo.

Los diseñadores del juego, formados por el equipo Javier Valero, Luis Jonama y Josep Quinglés, tomaron como referencia Space Invaders y lo modernizaron para trasladarlo con un estilo visual plagado de criaturas y personajes simpáticos que pudieran ser del gusto del público japonés, es decir en Tecfri absorbieron las características de los "cute-games" japoneses (que era algo así como la tendencia casi obligatoria tras los juegos de marcianitos) y les devolvieron un juego que pudiera infiltrarse entre ellos.

Y acertaron, Holeland se presentó en ferias internacionales y nacionales y consiguió vender su licencia a la mencionada empresa japonesa, según contado por el propio Javier Valero, por la friolera cifra de 200 millones de pesetas.

Detalle de la placa española Hole Land original de Tecfri. "Made in Spain". Imagen: Ricky (Team Recreativas.org)Placa Hole Land, versión japonesa. Imagen: Arcade Vintage.

En el juego manejamos un robot que tiene que despejar la zona de todo tipo de criaturas, hasta enfrentarse el enemigo final que se encuentra escondido en la última pantalla, hay ciertos impactos que sin embargo no nos hacen perder una vida, pero ahí es donde entra en escena nuestro ayudante para reparar el robot, siendo crucial su rapidez porque mientras tanto nos quedamos indefensos.

La versión japonesa como la localizada por Arcade Vintage tenía opción para voces en japonés e inglés, mientras que en la placa española podíamos escuchar entre las robotizadas voces frases como "Alarma, alarma, ataque enemigo!" o "¡me han tocado, avería!", que se oía cuando el robot era impactado y avisaba para que el técnico le reparase.


Pero ¿hay alguna diferencia entre la placa de Holeland española y la japonesa?

Son prácticamente idénticas pero hay una diferencia importante: las voces, adaptadas a cada región, por tanto la de UEP tiene voces disponibles en japonés e inglés y la de Tecfri en español e inglés. Hay que aclarar que estas voces no son digitalizaciones, están generadas por un chip especial en el que se generaban voces mediante un sintetizador de fonemas vocales, y que hacen que cuando el robot nos alerta de "avería" suene como "averida". La versión española que en su día recuperaron Rockman y Ricky , del equipo de preservación de Recreativas.org, permitió la emulación de las voces, que actualmente se pueden disfrutar en las dos versiones incluidas en MAME. También hay otra pequeña diferencia en la demo del juego, en la española aparece una "tabla de enemigos", mientras que en la japonesa hay una secuencia animada para presentar cada uno de los personajes.

Pantalla estática con los enemigos, versión española.La versión japonesa tiene una introducción animada para presentar los enemigos.

Oriente vs. Occidente

Los diseños de los flyers se adaptaban a los gustos visuales del público según a la región a la que iba dirigido. 
 
Flyer japonés Hole Land. Imagen: Arcadeflyers.com Flyer en español de Hole Land de Tecfri. Imagen: Recreativas.org


De España a Japón

Las buenas relaciones comerciales que mantenía Tecfri en Japón se demuestra en las banderas española y japonesa junto a esta foto de 1985, que pueden observarse tras las poses de Antonio Inglés y Jorge Carreras, cabezas visibles de Tecfri. Imagen facilitada por Asociación ARCADE.
Sin duda las buenas relaciones que consiguieron en Tecfri a base de moverse en territorio nipón fue la de tratar directamente con las que eran algunas de las empresas diseñadoras de videojuegos más importantes. Esto les sirvió no sólo para vender sus juegos sino para conseguir licencias para fabricar juegos japoneses. Consiguieron por ejemplo, una exclusiva para vender en Europa placas de juegos de Konami.

Flyer español de Hole Land, versión de Comeltro. Imagen: Recreativas.orgMarquesina de Hole Land, versión de Comeltro. Imagen: Recreativas.org

Gracias a Tecfri, en 1986, una de las 3 mayores empresas exportadoras de electrónica de España era una empresa relacionada con videojuegos, lo que da cuenta del volumen con que trabajaban. Y todo ello apenas ha sido reconocido posteriormente.

Sin embargo esta placa perdida de Holeland nos hace reflexionar sobre lo que llegó a ser realmente el videojuego español, de que hubo vida más allá de la producida para ordenadores de 8bits, y que con mayor o menos éxito tuvimos producciones que cruzaron nuestras propias fronteras. Afortunadamente esfuerzos de entidades como Retrolaser.es, Recreativas.org, y asociaciones como Arcade Vintage, ARPA y Asociacion ARCADE están consiguiendo cambiar esta perspectiva, en reconocer y preservar nuestros orígenes del videojuego.

Más info en Recreativas.org:
http://www.recreativas.org/hole-land-170-tecfri


Autor

uno-150
David Torres
Retrolaser.es
Socio colaborador en Arcade Vintage y editor de la web Retrolaser.es y del proyecto de documentación de máquinas recreativas españolas en Recreativas.org

No hay comentarios:

Publicar un comentario