lunes, 18 de septiembre de 2017

Battlezone, la batalla de tanques en primera persona de Atari


 En 1980 Estados Unidos vivía su edad de oro del videojuego. Gracias a la enorme popularidad de los salones recreativos había una explosión creativa, competitiva e innovadora que se esforzaba en sorprender al jugador con cada nuevo juego, y de ellos eran especialmente las recreativas de Atari las que marcaban el siguiente paso en la 'escala evolutiva' del videojuego. A finales de ese año Atari lanzaba Battlezone, un espectacular juego en primera persona donde podíamos movernos libremente por el escenario, presentado con gráficos vectoriales en 3D que iban muy por delante de lo visto en juegos anteriores como Asteroids.

Battlezone consistía en realidad en un simulador de batallas con tanques cuya complejidad incluso captó la atención del ejercito americano que encargó realizar una adaptación para un simulador de uso propio, conocido como "Breadly Trainer". Aquí es donde entran leyendas y rumores como que ciertos diseñadores del juego no estaban conformes en realizar un encargo para el ejercito y por tanto que su creación fuera militarizada. Como curiosidad si vamos más allá este hecho se convierte a su vez en uno de los elementos que alimentan la leyenda de Polybius, distorsionándolo con la vinculación de realizar oscuros videojuegos para experimentos orquestados por el gobierno, sin que falten los "hombres de negro".