martes, 4 de marzo de 2014

La saga Pang


A veces una idea sencilla bien llevada a cabo se convierte en un éxito atemporal. Este es el caso de los juegos de la saga Pang. Empezó con un juego sencillo pero adictivo, aderezado con imágenes de lugares del mundo, una banda sonora amplia y variada, una dificultad creciente hasta el final del juego pero siempre asequible, y una serie de items que facilitan las cosas a la par que los bichos que aparecen en pantalla suelen dificultarlas.

El primer juego de la saga nos llegó en 1989 a Europa bajo el título de "Pang!", mientras que en USA y en Japón fue conocido como Buster Bros y Pomping World respectivamente. La compañía responsable de su programación fue la Japonesa Mitchell Corporation aunque la distribución corrió a cargo de Capcom sobre su base CPS, motivo por el cual esta última es siempre más relacionada que Mitchell con esta saga. Incluso fue la propia Capcom la que llevó a cabo la distribución de la recopilación "Super Pang Collection" que apareció en Playstation.

Volviendo a Pang, el juego se convirtió en un fenómeno y en pocos meses era raro ver un recreativo que no lo tuviera entre sus juegos. Y raro era también encontrar la máquina libre. Las conversiones no tardaron en hacerse esperar y personalmente yo estuve muy enganchado a la increíble adaptación que apareció para el Commodore Amiga que tuve la suerte de poseer. De anecdóticas podríamos calificar las propias de Gameboy en blanco y negro, y la de Spectrum en monocromo, muy dignas dentro de las posibilidades de sus respectivas máquinas pero muy lejos de acercarse al nivel de la recreativa.

Burbujas coloradas atacan la Sagrada Familia
En 1990 Mitchell le da una vuelta de tuerca a la idea original y lanza SuperPang (Super Buster Bros en USA) y manteniendo toda la jugabilidad inicial cambia el aspecto gráfico por uno mucho más alegre y jovial, y que es el más recordado de toda la saga. Volvemos a tener lugares del mundo como escenario de nuestra batalla contra las burbujas y el repertorio musical sigue siendo igual de extenso pero más alegre también. Se incluye un nuevo modo de juego a elegir, el "panic mode", que es un auténtico reto solo recomendable para gente con nervios de acero, aunque el modo estrella sigue siendo el clásico "Tour mode", y además se añaden nuevos tipos de burbujas con diferentes formas de rebotar por el escenario. De toda la saga éste es con diferencia el juego más recordado. Por cierto, un sencillo truco permite elegir por qué pantalla empezar en el Tour Mode. Super Pang tuvo una excelente conversión a Super Nintendo aunque tenía una pega muy importante e inexplicable, y es que no tenía opción de dos jugadores simultáneos.

Hexagonos malignos invaden Segovia
Con el año 1995 nos llega el tercer juego de la saga, Pang!3, y que aunque no sea el más flojo de la saga sí que es sin duda el de menor atractivo visual. Gráficamente los personajes gozan de un nuevo aspecto 3d un tanto extraño y los decorados son ahora cuadros, y no especialmente famosos. En realidad, el modelado de los personajes usa una técnica que se puso de moda llamada "rendering" o gráficos renderizados, que se dio a conocer inicialmente gracias al increíble Donkey Kong Country. El método consistía en crear figuras 3d en modernas estaciones de trabajo y convertirlas en sprites manejables por cualquier placa 2d. El problema es que en el juego que nos ocupa los sprites resultan bastante sosos. Por otra parte el repertorio musical dejó de tener la variedad de las anteriores entregas y se volvió repetitivo. Pero Pang!3 tenía novedades interesantes: cuatro personajes a elegir con sus respectivas armas, un nuevo tipo de ladrillo destruíble, megabombas, una megapistola que dura cinco segundos, y teleports. Además, junto a los modos de juego normal y "panic" se ha incluído uno de entrenamiento (sólo 10 pantallas para que los niños aprendan a jugar) y un modo experto oculto al que se accede mediante un truco que se revela al completar las 50 fases del juego normal. Así que aunque Pang!3 no es muy bien valorado habitualmente sí que se trata de un excelente juego si dejamos de lado su extraño aspecto visual.

Como diría Chimo Bayo, ¡Bombas, bombas! ¿Qué pasa?
Y ya por último nos queda el más desconocido de los cuatro juegos que conforman la saga Pang: el Mighty! Pang, fechado en el año 2000. En este caso Mitchell volvió a los tradicionales sprites, y el aspecto general se asemeja más al Super Pang que a los otros dos títulos realizados, pero con un aspecto tirando hacia el comic, muy desenfadado y alegre, con colores muy vivos. Y la verdad, agradezco que no hayan recurrido al uso de polígonos. Una vez más vamos recorriendo el mundo visitando lugares famosos de los cinco continentes que serán el escenario de la destrucción masiva de burbujas multicolor, y el acompañamiento musical concuerda a la perfección con dichos escenarios. Y no podían faltar las consabidas novedades en forma de un nuevo tipo de burbuja de gravedad inversa, bloques que empujar que le dan al juego un nuevo componente de puzzle, la posibilidad de elegir entre dos continentes a visitar cuando completamos uno, en un estilo similar a las bifurcaciones del Out Run, y la aparición sorpresiva de fases de tormenta de acción muy intensa y rápida. A este Mighty! Pang soy incapaz de ponerle pega alguna. Es simplemente perfecto y encomiendo a todo el que no lo conozca y le gusten los Pang! que corra a probarlo.

Allá donde las burbujas amenacen la tierra estaremos nosotros
No podía dejar este artículo por concluído sin hablar de los clones que crecieron a la sombra de la idea original. Como todos sabemos, un concepto de juego que triunfa siempre acaba siendo copiado (¿os suena el Tetris?) y Pang! tenía todas las papeletas. Aunque clones de Pang han ido apareciendo en múltiples formatos, sobre todo ordenadores, me voy a centrar únicamente en los arcades que podemos encontrar emulados.

Por orden alfabético, el primero de ellos es un título de la compañía SemiCom llamado Choky! Choky!, y que convierte el Pang! en un juego tipo versus al más puro estilo Street Fighter, con cuatro personajes a elegir y "combates" al mejor de cinco rondas. Ni plataformas ni estrategias, solo muchas burbujas y objetos que caen del cielo, y un campo de juego excesivamente reducido. Para colmo el juego se vuelve rápidamente repetitivo.

Las torres gemelas no fueron derribadas por aviones sino por burbujas gigantes
El siguiente es un juego feote como pocos llamado Genix Family, que toma la idea del Pang, y aunque no parece usar el código de ningún otro juego sí que le ha robado las fuentes de texto a Fatal Fury. Gráficos horribles y temática del oeste son sus señas de identidad, y como cosecha propia incluye un botón de salto y uno de barrera de invencibilidad que durante unos segundos destruye las pompas que la toquen. Tengo malas noticias para los lectores catalanes: los responsables son de Barcelona y han tenido el valor de colocar sus nombres en los títulos de crédito que aparecen al completar el juego.

Era ver esto en una recreativa y huir despavorido
Y el último de la lista es un desastre que ya comenté en el artículo especial de halloween sobre juegos de miedo hace unos meses. Sí amigos, os hablo de Monsters World, clon del Super Pang al que roba descaradamente el código del juego, y que da más miedo por lo mal hecho que está que por su temática de terror. Los murcianos de TCH (qué mal estamos quedando los españoles en este artículo), que también fabricaban máquinas genéricas jamma, programaron unos pocos juegos para recreativa con más pena que gloria y entre ellos está este título, que es el Super Pang tal cual, al que le cambiaron todos los gráficos y las músicas, el orden de las pantallas algunas de las cuales también modificaron, y el único mérito que le podemos reconocer a este despropósito es el que le hayan implementado un botón de salto, indispensable para superar algunas de las pantallas.

Esto sí que daña el cerebro y no Polibyus
Y con esta imagen de unas recreativas recubiertas con los artes que Lord Hiryu diseñó al Super Pang doy por concluído el repaso a la saga Pang! recordandoos que si venís a nuestro local es posible que encontréis un Super Pang funcionando en alguna de nuestras recreativas. Nos vemos!!

Artes creados por nuestro amigo Lord Hiryu. Quién tuviera una de estas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada